Mitos acerca del perdón

15:39

El escritor Mark Twain decía que el perdón es la fragancia que derrama la violeta en el talón que la aplastó. En efecto, perdonar es considerado un acto espiritual elevado. Contrariamente, apegarse al odio, uno de los sentimientos más perturbadores que podemos tener, tiene consecuencias físicas y psicológicas negativas. Paradójicamente, guardar rencor nos causa más dolor que la persona que nos lastimó. Buda lo declaró en estas palabras:

«Aferrarse al enojo es como agarrar un carbón caliente con la intención de aventárselo a alguien más; el que sale herido eres tú».

Décadas atrás, la psicología positiva empezó el estudio del proceso del perdón, es decir, sus determinantes, antecedentes, consecuentes y beneficios para el organismo. Por ejemplo, respecto a los beneficios del perdón tenemos:

1. Niveles de estrés más bajos
De acuerdo con un estudio realizado por investigadores del Hope Center, uno de los beneficios del perdón es que reduce las cantidades de cortisol (sustancia química asociada a problemas de ansiedad y depresión).

2. Mantiene sano tu corazón
EL perdón también es bueno para el corazón. Un estudio sugiere que las personas que guardan rencor tienden a tener ritmos cardiacos más altos, mientras que aquellos que son más empáticos y capaces de perdonar tienden a tener ritmos más bajos.

3. Reduce el dolor
De acuerdo con un estudio hecho por investigadores de Duke University Medical Center, perdonar a aquellos que nos hicieron algún daño puede reducir el dolor tanto emocional como físico. 

4. Reduce la presión arterial
Dejar ir el enojo puede reducir tu presión arterial. Estudios muestran que el perdón está asociado con ello.

5. Extiende la vida
Los rencores pueden estarte quitando años de vida. De acuerdo con un nuevo estudio, después de revisar a adultos de 66 años y más, y determinar su habilidad para perdonar, aquellos que eran de naturaleza menos aferrada tendían a vivir más tiempo. Perdona y vive.

Perdonar desde el prisma psicológico
"Perdonar" definido científicamente desde la psicología positiva es un concepto muy distinto de aquel que podemos encontrar en las doctrinas religiosas o sabiduría popular. De allí la confusión de significados y el origen de los mitos alrededor del perdón. Seguiremos a Enright y Fitzgibbons (2000) en su definición del perdón. Para estos autores, el perdón se da cuando:

«Las personas, al determinar racionalmente que han sido tratadas injustamente, perdonan cuando voluntariamente abandonan el resentimiento y las respuestas relacionadas (a las que tienen derecho), y se esfuerzan por responder al malhechor basándose en el principio moral de beneficencia, que puede incluir compasión, valor incondicional, generosidad y amor moral (a lo que el malhechor, por naturaleza del daño infringido, no tiene derecho)».

Mitos del perdón
Si suscribimos la definición anterior, podemos excluir algunos mitos o ideas erróneas acerca del perdón. O sea, perdón no es...

— Indulto legal o clemencia.
— Condonar o excusar.
— Reconciliación (puedes reunirte nuevamente, pero aún no perdonar).
— Justificación (puedes perdonar, pero no tienes que creer que su acción fue justa).
— Olvidarse (olvidar te dejaría vulnerable a la ofensa nuevamente).
— Ajustar cuentas (vengarse de alguien no es lo mismo que perdonar).
— Dejar que el tiempo cure la herida (perdonar es un comportamiento activo más que pasivo).
— Abandonar el resentimiento (podríamos dejar ir el resentimiento pero aún no perdonar).
— Poseer sentimientos positivos (podemos sentirnos positivos hacia un individuo, pero aún así no lo perdonamos).
— Decir «Te perdono» (puedes perdonar sin necesidad de usar palabras específicas).
— Tomar la decisión de perdonar (puede implicar una decisión, pero el perdón es un proceso que lleva tiempo).
— Una solución rápida (perdonar lleva tiempo, y el progreso puede fluctuar).
— Aceptar lo que sucedió sabiendo que Dios se encargará de castigar a quien te ofendió (este enfoque se enfoca más en la justicia que en el perdón).
— Decir «Tengo la satisfacción de no dejar que la persona me afecte» (si no son palabras sinceras se trata más bien de una racionalización).
— "Dejar que la otra persona sepa cuánto me debe" (esta es una forma de venganza, y usar la mala acción / transgresión como un arma a mi favor)

En este blog encontrarás más artículos acerca del perdón y próximamente escribiremos sobre algunas técnicas que nos ayudan a perdonar. Si te gustó el artículo déjame tu comentario.

Psicólogo Renzo Angel
rbenvenuto@doctor.com

Share this

HORIZONTE es una revista de psicología, salud y bienestar auspiciada por el Centro Cognitivo Analítico y dirigida por el psicólogo RENZO ANGEL BENVENUTO. Consultas al Telf: (+51)997331611 o al Email: rbenvenuto@doctor.com

Related Posts

Previous
Next Post »