Cómo vivir sin preocupaciones

13:59

¿Es posible vivir sin preocupaciones? Estoy convencido que la única manera de librarse de las preocupaciones es cambiar nuestra filosofía de vida. La cultura nos arrastra a vivir obsesionados con el éxito, el trabajo, la belleza, la salud y otros valores. Si no eres consciente de ello serás una víctima más de la neurosis. Puedes librarte de las preocupaciones empleando afirmaciones como: "NO ME IMPORTA... " y completa la frase con aquello que te perturba. Por ejemplo:

1. NO ME IMPORTA LO QUE OPINEN DE MÍ
No importa lo que hagas o la dirección que tomes siempre habrá alguna crítica. Es imposible complacer a todo el mundo. Quizás lo más racional es aprender a vivir con el 50% de aprobación o menos. Si te obsesionas con la opinión de la gente, te paralizarás. Además, muchas críticas son caprichosas y no ofrecen nada. Dice Paulo Coelho : «Comenzamos a plantar el jardín de nuestra vida y, cuando miramos al lado, reparamos en que el vecino está ahí, espiando. Él es incapaz de hacer nada, pero le gusta ofrecer ocurrencias disparatadas sobre cómo sembramos nuestras acciones, plantamos nuestros pensamientos, regamos nuestras conquistas».

2. NO ME IMPORTA EL FRACASO
Los fracasos encierran lecciones valiosas. Henry Ford, fundador de la compañía Ford Motor Company y padre de las cadenas de producción modernas utilizadas para la producción en masa nos dice al respecto: «El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez con más inteligencia». Por eso, no te desanimes y extrae sabiduría del fracaso. El éxito llega a los que perseveran. Decía Winston Churchill, otro personaje célebre: «El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse».

3. NO ME IMPORTAN LOS RESULTADOS
Concomitante con el temor al fracaso está la neurosis de resultado. Esta consiste en obsesionarse con la perfección y premura en alcanzar algún objetivo. Nos afanamos tanto  en llegar a nuestro destino que nos olvidamos de la belleza del camino. Una frase del budismo zen afirma: «No te des prisa por llegar al horizonte pues este no acaba nunca. Disfruta el trayecto». Paradójicamente, quienes se obsesionan con las metas, obtienen peores resultados porque se llenan de ansiedad y preocupación. En este estado, es difícil alcanzar un óptimo rendimiento.

4. NO ME IMPORTA MI APARIENCIA
Darle demasiada importancia al aspecto físico es otra neurosis contemporánea. Hombres y mujeres gastan mucho dinero en dietas, ejercicios, arreglo personal, intervenciones quirúrgicas, ropa y demás. Los medios de consumo, nos han convencido que sin una buena apariencia no seremos aceptados o estamos condenados al fracaso. No estoy en contra de aquellos quienes mejoran su apariencia (incluso eleva la autoestima), pero creer que es lo más importante me parece irracional. En el tema de la apariencia podemos incluir sus aspectos materiales: ropa, autos, joyas, etc. Una frase anónima me parece apropiada con respecto a la apariencia: «No eres el coche que manejas, no eres lo que traes en la cartera y no eres la ropa que usas. Lo más importante es el SER y no el TENER».

5. NO ME IMPORTA SI PIERDO LA SALUD
¿Perder la salud es lo peor que te pueda pasar? Muchos creen que la vida se acaba en tales circunstancias. Sin embargo, personajes como Helen Keller, Stephen Hawking, Lance Armstrong, entre otros, nos han demostrado que la enfermedad (o infortunio) no es un obstáculo para ser felices. El psicólogo español Rafael Santandreu refiere: «En infinidad de ocasiones le he preguntado a un paciente: "¿Te das cuenta de que ya lo tienes todo para estar genial?". A veces se trataba de una chica a la que había abandonado su novio; otras, alguien enfermo de cáncer, y también personas con ansiedad o dolor crónico. Y la cura empezaba cuando se daban cuenta de que las adversidades no son un impedimento para ser feliz». Por cierto, no promuevo el descuido de la salud en estas líneas. Lo que expreso es que aún en momentos de enfermedad, podemos encontrar maneras de ser felices.

6. NO ME IMPORTA QUE LO BUENO SE ACABE
Cuando estamos demasiado apegados a una relación de pareja, el trabajo, amigos, roles, ingresos u otras situaciones transitorias, no aceptamos que las cosas llegarán a su final. La vida tiene ciclos que se renuevan constantemente. Lo único imperecedero es lo perecedero. El preocuparse en exceso cuando llega el final es una fuente de estrés. Lo mejor que puedes hacer es desapegarte y cerrar el ciclo. Si resistes al cambio, estarás perdiendo las oportunidades que la vida te traerá. Encontré una frase que dice: «Es triste poner punto final a capítulos de nuestra vida, pero si no lo hacemos, no podremos escribir nuevas historias».

7. NO ME IMPORTA PERDER EL TIEMPO
En nuestra cultura occidental, el descanso se ha convertido en sinónimo de malgastar el tiempo. Sin embargo, nuestra mente y cuerpo necesitan el descanso para recuperar su balance. Tristemente, trabajar duro se ha vuelto una adicción para muchos. En estos casos, el trabajo es una forma de escapar o aliviar el estrés. La alternativa más saludable consiste en aliviar el estrés aprendiendo a meditar, relajarse, cultivando un pasatiempo o resolviendo los conflictos psicológicos que son el origen del problema. "Perder el tiempo" de esta manera será beneficioso para tu salud.

8. NO ME IMPORTA LO QUE PUEDA SUCEDER
¿Qué implica no inmutarse ante las cosas que puedan suceder? Implica estar internamente alineados con lo que sucede. "Lo que sucede" se refiere al carácter del momento presente, el cual es siempre como es. También implica estar en armonía con lo que es. Esto significa estar en una relación con las cosas que suceden en la cual no hay resistencia interior. Significa no calificar mentalmente los sucesos como buenos o malos sino dejar que las cosas sean. Dicen que J. Krishnamurti, el gran filósofo y maestro espiritual de la India, viajó casi continuamente por el mundo entero durante más de 50 años para tratar de comunicar a través de las palabras aquello que está más allá de las palabras y del contenido. Durante una de sus últimas conferencias, sorprendió al público preguntando, «¿desean conocer mi secreto?: Mi secreto es el siguiente», dijo, «no me importa lo que pueda suceder».

Finalmente, creo que relativizando el valor que le asignamos al tiempo, el dinero, la belleza, el éxito, el trabajo y otros aspectos de nuestra vida, estamos desdramatizando y liberándonos de preocupaciones innecesarias.



Psicólogo Renzo Angel
rbenvenuto@doctor.com

Share this

HORIZONTE es una revista de psicología, salud y bienestar auspiciada por el Centro Cognitivo Analítico y dirigida por el psicólogo RENZO ANGEL BENVENUTO. Consultas al Telf: (+51)997331611 o al Email: rbenvenuto@doctor.com

Related Posts

Previous
Next Post »