10 ideas para combatir el cansancio crónico

13:23

El cansancio crónico es debido al estrés. Lamentablemente, el estilo de vida sedentario, mala alimentación, y problemas de sueño también contribuyen al problema. Aquí intento ofrecer algunas soluciones a este problema que afecta a muchos.

1. Reduce el estrés
Obviamente, esta es la primera recomendación. El exceso de trabajo, las demandas familiares y los problemas interpersonales, por mencionar algunas fuentes de estrés, merecen tu atención. Asistir a talleres sobre control del estrés, yoga, meditación o  sesiones de coaching son recursos valiosos. En este blog también encontrarás artículos de autoayuda sobre el tema.

2. Aumenta la calidad del sueño
Este es un aspecto importante aunque suele pasarse por alto. Hay que respetar nuestro cuerpo. El sueño es necesario para la regeneración y restaruración corporal. También es verdad que las horas de sueño cambian según la edad, por tanto, no luches contra tu biología y duerme las horas necesarias. También corrige los malos hábitos que perturban el sueño como comer demasiado por las noches, leer en la cama, el exceso de café, etc.

3. Limita tus actividades sociales
Las actividades sociales son una fuente de satisfacción, pero en ocasiones nos excedemos bebiendo alcohol o alimentándonos con grasa. Limita algunas actividades sociales que no sean necesarias. Dedícale más tiempo a tu familia, a un pasatiempo o simplemente a la lectura.

4. Agenda actividades placenteras
Debemos balancear los deberes con el placer. El exceso de trabajo sin el contrapeso de actividades placenteras produce estrés. Por placer, me refiero a las emociones positivas que surgen cuando comemos algo delicioso, disfrutamos una película, bebemos una copa de vino, hacemos deporte o algo por el estilo. Esto ha sido reconocido como un tema importante en la psicología positiva y lo llama 'Savoring'. Este tópico será explicado en otro artículo.

5. Modifica tus pensamientos negativos
La gente malgasta energías y tiempo con pensamientos anticipatorios y catastróficos acerca de cosas que aún no han ocurrido. Es la tendencia a esperar lo peor en cada situación. En la misma línea, rumiar mentalmente  acerca de eventos pasados produce mucho malestar. El resultado es más estrés y cansancio crónico. No llores por la leche derramada. Tampoco llores si la leche aún no se ha derramado.

6. Medita cinco minutos al día
Se puede meditar desde 1 minuto a más. En mi experiencia lo hago al menos 5 minutos al día. Cuando dispongo de más tiempo lo extiendo hasta 25 minutos. Hay abundantes cursos, talleres, video tutoriales que te ayudarán a comenzar. Te sugiero empezar mejorando tus hábitos de respiración. En mi blog puedes descargar el libro 'Mindfulness: Primeros Pasos' que es una guía para comenzar.

7. Realiza actividades al aire libre
Me refiero aquí al contacto con la naturaleza. Caminar descalzo en la playa o sobre el cesped del parque tiene beneficios. Tocar y sentir la energía de las plantas que encuentres en tu camino o tan solo escuchar el sonido de los pájaros son actividades relajantes. Particularmente, yo encuentro muy útil meditar sentado en el banco del parque.

8. No te resistas al cambio
Hay una frase que dice: "Lo único perecedero es lo imperecedero". La vida está en constante cambio, pero nos aferramos a la ilusión de eternidad. Es mejor aceptar la realidad que rechazarla aunque no disguste. Esto implica terminar una relación de pareja, abandonar un trabajo, proyectos y demás cuando llegan a su fin. Cuando te resistes al cambio consumes energía mental innecesariamente. 

9. No te involucres en problemas
Hay personas con talento para meterse en problemas. Por ejemplo, disociar en el trabajo, murmurar acerca de la gente, asumir compromisos que no corresponden, discutir como si fuera un deporte, etc. La lista sería interminable. Estos comportamientos interpersonales también consumen energía, pero aquí, adicionalmente, sugiero la psicoterapia como solución.

10. No conviertas deseos en necesidades
Todos deseamos cosas: una buena pareja, mejor salario, vivienda, etc. Pero cuando transformamos los deseos en necesidades, es decir, en exigencias e imperativos comienzan los problemas. Entonces surge la frustración cuando la necesidad no es satisfecha. Para ser realista, pocas cosas son necesarias (alimentos, bebida y techo) para ser felices. No caigas en la trampa de la 'necesititis' porque acabarás más estresado. Una iniciativa como la filosofia 'minimalista' me parece oportuna de resaltar aquí. Revisa el youtube acerca de esta perspectiva de vida. Quizás el minimalismo es para ti.

Psicólogo Renzo Angel Benvenuto
rbenvenuto@doctor.com

Share this

HORIZONTE es una revista de psicología, salud y bienestar auspiciada por el Centro Cognitivo Analítico y dirigida por el psicólogo RENZO ANGEL BENVENUTO. Consultas al Telf: (+51)997331611 o al Email: rbenvenuto@doctor.com

Related Posts

Previous
Next Post »