10 creencias tóxicas en la dependencia afectiva

10:18

Las personas con dependencia afectiva suelen experimentar muchas dificultades en las relaciones familiares, de amistad y de pareja. Detrás de la dependencia se encuentran creencias tóxicas las cuales son las responsables del problema. Una forma de superar la dependencia afectiva consiste en identificar las creencias personales, rechazarlas y reemplazarlas por creencias más saludables.

Creencias
Las creencias son suposiciones acerca de nosotros mismos, las personas y las situaciones. Se adquieren por aprendizaje y llegan a ser guías personales para comportarse y hacer evaluaciones específicas de cosas o sucesos. Considera la siguiente creencia como ejemplo:

«Si alguien nos ama debe adivinar nuestras necesidades y sentimientos»

Creencias como estas se aplican, cotidianamente, como “reglas” sin cuestionar su validez o certeza en las relaciones familiares, de amistad y de pareja ¿Dime que opinas?

En este artículo usamos “creencias tóxicas” como sinónimo de "creencias irracionales”. Veamos algunas características.

Creencias irracionales
Irracional quiere decir pensamiento rígido, absolutista, no-acertado, catastrófico, derrotista e irrealista. Es cualquier creencia que lleva a consecuencias autodestructivas que interfieren con la supervivencia y felicidad humana. Por tanto, ellas son:

1. Son poco realistas.
2. No se apoyan en evidencias suficientes al hacer juicios, opiniones o llegar a conclusiones.
3. Producen sentimientos inapropiados (ira, ansiedad, culpa, depresión, etc.)
4. Se expresan como “reglas rígidas”, “exigencias” o “demandas”.

Dependencia afectiva
Entendemos  por dependencia afectiva  la  necesidad  ineludible  de  poseer,  contactar,  tener, o conectar con determinada persona. Por tanto es el estado de necesidad permanente de  alguien que, si no le satisface, provoca malestar, pesar, amargura o tristeza. 

Ahora, revisemos con más detalle algunas creencias irracionales que producen dependencia afectiva. Tenemos:

1. Es una necesidad absoluta para una persona obtener el cariño y la aprobación de sus semejantes, familia y amigos
Es realmente imposible gustar a todas las personas que nos rodean. Incluso aquellas personas a las que gustamos básicamente y nos aprueban, discreparán en algunas de nuestras conductas y cualidades. Esta creencia irracional es probablemente la mayor causa única de infelicidad.

2. Se necesita contar con algo (o alguien) más grande y más fuerte que uno mismo
Esta creencia se convierte en una trampa psicológica en la que tus opiniones, conocimientos y necesidades personales quedan atrapadas por la dependencia desarrollada hacia una autoridad superior (académica, laboral, religiosa, etc.). En este estado de sometimiento se renuncia a uno mismo.

3. Las personas somos víctimas de los acontecimientos externos y tenemos escaso control sobre lo que experimentamos o sentimos
Esta creencia es la razón de muchas depresiones o ansiedades. La verdad es que no solo ejercemos un considerable control sobre nuestras situaciones interpersonales, sino que controlamos también la forma de interpretar y responder emocionalmente a cada uno de los acontecimientos de nuestra vida.

4. Las personas somos frágiles y no deberíamos sufrir daño alguno
Esta es una creencia irracional de desvalimiento o invalidez psicológica. Las personas atrapadas en la dependencia afectiva asumen que el mundo es un lugar peligroso y nunca podrán valerse por sí mismas. Ellas se sienten como niños en un mundo de adultos. Por esta razón, buscan la protección de otras personas sin asumir responsabilidades propias. Se acostumbran a un estado de desvalimiento y sufren intensamente cuando pierden o se separan de la “muleta psicológica” que tienen a su lado (pareja, amigos, familia, hijos, etc.)

5. Si no te esfuerzas mucho para agradar a los demás, estos te abandonarán y te rechazarán
Esta creencia es consecuencia de una baja autoestima. Generalmente se corre menos riesgo de rechazo si uno se muestra a los demás tal como es; pueden tomarlo o dejarlo, pero si te aceptan, ya no tienes que preocuparte de bajar la guardia ni de que te rechacen más tarde.

6. Cuando la gente desaprueba lo que haces, significa invariablemente que estás equivocado o que no eres bueno
Esta creencia provoca ansiedad crónica en la mayoría de las relaciones interpersonales. La irracionalidad del pensamiento radica en la generalización de un fallo específico o de un rasgo que no es atractivo a la totalidad de uno mismo.

7. El enfado es automáticamente malo y destructivo
Algunas personas con dependencia afectiva reprimen su enfado por temor a ser criticadas, ser consideradas malas personas o trastornadas. Sin embargo, el enfado tiene muchas veces un efecto desintoxicante. Puede ser una forma honesta de comunicación de sentimientos, sin atentar contra la estima y la seguridad de los demás.

8. Es peligroso expresar mis opiniones, ideas o desacuerdos frente a la gente porque podrían rechazarme
Aquí el temor a la soledad y/o abandono en las relaciones interpersonales son un obstáculo a la autonomía psicológica. Paradójicamente las personas son más valoradas cuando defienden sus propias opiniones y desacuerdos en grupo. Las relaciones se enriquecen con nuevas perspectivas. 

9. Si las personas se aman entonces deberían compartir y hacerlo todo juntas
El anhelo de fusión puede ser patológico en personas dependientes. Aunque frecuente en las relaciones románticas también puede verse en las relaciones de amistad y familiares. Entonces se pierde la propia identidad y los límites. La persona no sabe dónde llega ella misma y dónde comienza el otro. Dentro de la psicología esta "simbiosis psicológica" es conocida como 'confluencia'. Lo mejor por hacer aquí es recuperar espacios y autonomía.

10. Las personas que me aman deberían sacrificarse en mi beneficio
Esta es una exigencia irracional. Las personas dependientes piden demostraciones de amor todo el tiempo. Ellas exigen sacrificio y abnegación ciega. Lamentablemente las personas dependientes están demasiado centradas en su propio beneficio sin pensar en las necesidades de los demás. Adicionalmente, aunque reciben apoyo y soporte ellas creen que no reciben lo suficiente.


Psicólogo Renzo Angel Benvenuto
rbenvenuto@doctor.com

Share this

HORIZONTE es una revista de psicología, salud y bienestar auspiciada por el Centro Cognitivo Analítico y dirigida por el psicólogo RENZO ANGEL BENVENUTO. Consultas al Telf: (+51)997331611 o al Email: rbenvenuto@doctor.com

Related Posts

Previous
Next Post »