10 creencias empoderantes que te llevarán al éxito

15:43

El cielo es el límite para las personas que confían en si mismas. Ellas logran el éxito gracias a firmes creencias empoderantes que los impulsan a romper sus propias barreras. En cambio, las creencias limitantes dañan nuestra confianza personal alejándonos de las metas. La receta para el éxito podría ser "confianza en si mismo" + "creencias empoderantes". Ambos elementos se alimentan mutuamente. En este post nos ocuparemos de las creencias empoderantes.

Autoeficacia
A veces, el único obstáculo entre nosotros y nuestras metas son las dudas sobre nuestras capacidades. Este problema fue estudiado en los años 70 por el Dr. Albert Bandura quien acuñó el concepto de "autoeficacia". Este concepto se refiere a la creencia en nuestras propias capacidades, es decir, la confianza de que es posible alcanzar las metas exitosamente. 

Diversos estudios han demostrado que la confianza en la propia capacidad permite no desmoronarse ante el fracaso y seguir adelante en el cumplimiento de las propias metas. Esto diferencia a las personas con elevado nivel de autoeficacia. En contraste, cuando carecemos de confianza en nosotros mismos, somos inseguros tomando decisiones, complacientes en extremo y víctimas de la opinión de los demás.

Por estas razones, debemos considerar la autoeficacia tan importante como la autoestima para el bienestar y la realización personal. Sin embargo, existen ciertas creencias limitantes que dañan la confianza en uno mismo. Pero antes, revisemos el concepto de creencias.

Creencias
Las creencias son suposiciones acerca de nosotros mismos, las personas y las situaciones. Se adquieren por aprendizaje y llegan a ser guías personales para comportarse y hacer evaluaciones específicas de cosas o sucesos. Considera la siguiente creencia como ejemplo:

«Si fracaso, debo sentirme muy mal por mucho tiempo y estar muy asustado como para intentarlo de nuevo»

Creencias como estas acerca del desempeño personal se aplican, cotidianamente, como “reglas” sin cuestionar su validez o certeza ¿Dime que opinas? El problema con este tipo de afirmación es confundir una creencia con un hecho real acerca de nosotros mismos. El resultado será el debilitamiento de la confianza personal.

Adicionalmente, las creencias tienen un grado de poder e influencia en nuestras vidas aunque lo ignoramos. Considera la siguiente frase de Anthony Robbins:

«Las creencias tienen el poder de crear y el poder de destruir. Los seres humanos tienen la de tomar cualquier experiencia de sus vidas y crear un significado que les quita poder o uno que literalmente pueda salvar sus vidas»

Según Anthony Robbins nuestras creencias controlan cómo vivimos. Si elegimos vivir guiados por creencias limitantes, entonces estamos aceptando una vida que va hacia ninguna parte y el futuro es sombrío. Todos deseamos una vida que sea deslumbrante, llena de felicidad, amor y alegría, nadie quiere una vida miserable donde languidecemos en mediocridad. Las personas que llevan una vida exitosa y feliz han logrado esto eligiendo creencias que los apoyen y empoderen en el viaje de su vida.

Libertad de elección
La capacidad de elegir es un regalo maravilloso que todos tenemos y este regalo nos permite tomar decisiones sobre lo que queremos creer y lo que no queremos creer. Aquellos que llevan vidas exitosas han elegido creer en pensamientos que los empoderan y, por supuesto, aquellos que viven en la mediocridad han elegido creer en pensamientos limitantes. Ahora veamos la diferencia.

Creencias Limitantes
La barrera entre el éxito y nosotros suele ser muy alta. Este muro lo levantamos manteniendo una serie de «creencias limitantes». Lamentablemente, las experiencias de fracaso nos llevan pensar que las cosas no pueden ser de otra manera. Debido a la «estrechez mental», nos cuesta ver el futuro más allá de nuestros límites. Repasemos algunas creencias limitantes:

- «Si todavía no ha ocurrido, nunca ocurrirá».
- «Mejor deja de desear; si te emocionas, saldrás lastimado».
- «Si fracaso, debo sentirme muy mal por mucho tiempo y estar muy asustado como para intentarlo de nuevo».
- «Debo pensar primero en los demás aunque esto me perjudique».

Hay muchísimas creencias limitantes, pero lo importante es saber que con el paso del tiempo se genera un esquema mental de inseguridad, por el cual se comienza a anticipar que el éxito es imposible y a evitar las situaciones de reto, así las personas harán de la evitación un estilo de vida. En cambio, las creencias empoderantes nos impulsan al éxito.

Creencias Empoderantes
Entendemos como creencias empoderantes aquellas que nos invitan a avanzar, a progresar hacia lo que nosotros consideramos como bueno, aquellas que hacen que saquemos nuestra mejor versión tanto con nosotros mismos como en nuestra relación con los demás.  

Triunfadores como Chris Gardner, el personaje inspirador de la película «En busca de la felicidad», protagonizada por Will Smith, revela que uno de los secretos del éxito es el "empoderamiento". Esto significa tomar el timón de tu vida. Personajes como Chris Gardner han desarrollado firmes creencias empoderantes. He recogido algunas creencias empoderantes que pueden llevarte al éxito.

1. El fracaso no significa nada para mí. Yo busco resultados y si los resultados no son lo que espero, entonces evalúo lo que tengo que hacer para cambiar esos resultados
Rechaza el fracaso. No te rindas a la primera. Puedes encontrar una solución a lo que te perturba. Redefine el problema, busca alternativas e inténtalo. La mayoría de los problemas son resueltos por ensayo y error. Si no pruebas nunca sabrás si estabas en lo correcto.

2. Acepto los desafíos porque siempre encontraré una manera de superarlos
El camino hacia el éxito no siempre estará pavimentado. Es poco realista creer que alcanzaremos nuestras metas sin obstáculos que superar. Las personas y las organizaciones enfrentamos entornos inciertos que nos plantean nuevos desafíos. Triunfan los que se adaptan rápidamente a los cambios.

3. Mi vulnerabilidad me alimenta y fortalece la confianza en mí
La vulnerabilidad tiene un lado positivo. Es el lugar de nacimiento del amor, pertenencia, alegría, coraje, empatía y creatividad. Es la fuente de esperanza, responsabilidad y autenticidad. Si nosotros queremos una mayor claridad en nuestro propósito o vidas espirituales más profundas y significativas, la vulnerabilidad es el camino.

4. Acepto que a veces puedo fallar, cometer errores y eso. No soy perfecto, sin embargo, nunca dejo de intentar ser la mejor persona yo puedo ser
Somos "maravillosamente imperfectos" como señala un texto reciente del psicólogo Walter Riso. Todos cometemos errores, tenemos dificultades e incluso lamentamos cosas en nuestro pasado. Pero tú no eres tus errores, no eres tu lucha. Tienes el poder de crear un futuro distinto si te animas a cambiar.

5. Estoy en un viaje continuo de aprendizaje que nunca quiero terminar
Aquellas personas que desarrollan la capacidad de adquirir continuamente nuevas y mejores formas de conocimiento que pueden aplicar a su trabajo y a sus vidas serán los motores del cambio.

6. El pasado es lo que era, el presente es lo que soy y el futuro es en quien puedo llegar a ser
Solo tenemos el "aquí y ahora" para darle un giro a nuestra historia. El secreto es ponerse en movimiento en lugar de llorar por el pasado. Dice la frase: "Cada día en África cuando sale el sol, no importa si es gacela o es león, lo importante es que empiece a correr".

7. Siempre sueño en grande y me esfuerzo por lo que está fuera de mi alcance. Vale la pena esforzarse por lo imposible
Los sueños son fuente inagotable de energía. Las "posibilidades" de hoy fueron las "imposibilidades" del pasado. Nuestra realidad sería distinta sin soñadores como Alexander Fleming, Thomas Alva Edison, Alexander Graham Bell, Guglielmo Marconi, Marie Curie, etc.

8. El éxito de la vida no está en vencer siempre, sino en no desanimarse nunca
El truco consiste levantarse y montar el caballo nuevamente. Tenemos la biografía de emprendedores como Enzo Ferrari, Ferruccio Lamborghini, Chris Gardner, Ole Kirk Christiansen,  Jack Ma, entre otros. La lista es interminable. Te recomiendo revisar sus historias de éxito cuando necesites inspiración.

9. Si deseas el éxito no lo busques, dedícate a hacer lo que te gusta, el éxito vendrá por añadidura
Según la psicología positiva cuando el trabajo está alineado con nuestras fortalezas y talentos, entramos en el estado óptimo de rendimiento (llamado "flow" en inglés). En estas circunstancias somos más creativos siendo el desempeño muchísimo mejor tanto cuantitativa como cualitativamente. Esto agrega valor a nuestro trabajo atrayendo el reconocimiento social.

10. El éxito lo consigo con una gran dosis de trabajo y entrega personal
Es bueno saber que el talento tampoco garantiza el éxito. La pasión y la disciplina en el trabajo son ingredientes importantes. Como dice el escritor Stephen King: "El talento abunda como la sal de mesa, pero la disciplina es escasa". 

Mi recomendación es repetir varias veces la creencia empoderante antes de dormir. Además, intenta comportarte y actuar de una manera que respalde la creencia. Este actuar "como si" producirá los cambios deseados. 

Psicólogo Renzo Angel Benvenuto
rbenvenuto@doctor.com

Share this

HORIZONTE es una revista de psicología, salud y bienestar auspiciada por el Centro Cognitivo Analítico y dirigida por el psicólogo RENZO ANGEL BENVENUTO. Consultas al Telf: (+51)997331611 o al Email: rbenvenuto@doctor.com

Related Posts

Previous
Next Post »